Existe un sinnúmero de negocios de hostelerías y de comercios destinados a la venta de comida en sus diversas presentaciones, ya sea como comida preparada y lista para un comensal que deberá degustarlo en el sitio o de forma simple para abastecer un departamento de comida. Para ambos casos son necesarias las vitrinas murales.

Hoy podemos enfocarnos en las vitrinas murales refrigeradoras para negocios de hostelería y comercio, siendo los principales en buscar una estética y una apariencia adecuada para el comercio de sus productos. Por supuesto, todos queremos que el helado, la media luna o el sándwich que estén a punto de servirnos podamos visualizarlo y juzgarlo a primera instancia por su apariencia antes de pagar por él.

¿Quieres saber qué vitrinas murales son las más indicadas para estos negocios de hostelería y comercio?

¡No dejes de leer porque aquí tenemos la información que necesitas!

Vitrinas para la conservación y la estética

Primero que nada, tenemos la responsabilidad de explicar a qué nos referimos cuando comenzamos a hablar sobre las vitrinas murales para negocios de hostelería y comercio, pues este podría ser un tema bastante manejado por alguno, así como puede recaer en la poca información para otros.

Las vitrinas murales que son utilizadas para estos negocios, por lo general, se ubican entre sus prioridades. Ahora, ¿por qué han de ser una prioridad para una cafetería o negocio de hostelería? Puede que pensemos en todos los costes de la inversión en la comida, servicios, empleados y demás; pero hay algo que estos negocios jamás dejarían de lado, su apariencia.

La estética y el buen estado de los productos son los pilares de estos negocios que se dedican al comercio de comida. Las personas comemos primero por los ojos y luego con la boca, podríamos decir. Son justo las vitrinas murales las que podrán combinar estos aspectos y mantenerlos.

Vitrinas según la ocasión y establecimiento.

  • Vitrina para el autoservicio. Es la típica vitrina que podríamos conseguir en un supermercado por la proximidad que ha de tenerse con los distintos artículos que pueden encontrarse en ellos.
  • Vitrina de sobremesa. Esa mesa de distintos niveles y no muy grande en la que hallaremos los dulces de una pastelería o cafetería y quizá la opción al self-service.
  • Vitrina de traslado. Aquella con la que cuenta el servicio a la mesa para trasladar postres, sándwiches o productos frescos.
  • Vitrina mostrador. Amiga de las cafeterías, hostelerías y distintos sitios en los que el espacio de las distintas opciones será el protagonista.
  • Vitrina mural. Popular en comercios de comida lista para llevar, supermercados y hostelerías, diseñada para almacenar gran variedad de productos.
  • Vitrina para topes. Su nombre lo dice, se encuentra en el tope del mostrador. En ella se colocan los helados, frutas o yogures de una forma que puedan llamar la atención del público y tentar al paladar.

Aquí tenemos  todas las presentaciones en las que se encuentran las vitrinas murales para negocios de hostelería y comercios.

¿Cuál se adapta más a tu negocio?

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *